5 mejoras que le pido al iPad

Ante los insistentes rumores que anuncian la presentación del nuevo iPad 2 mañana mismo (2 de marzo), en San Francisco, donde se espera también la presentación de la actualización del sistema operativo de los dispositivos móviles de Apple, el iOS 4.3, me ha parecido oportuno hacer una lista de las mejoras que me gustaría encontrar en estas nuevas versiones de dos de los productos estrella de Apple.

Lo cierto es que esta nueva versión del sistema operativo que gobierna el iPhone y el iPad ha vivido ya varios prelanzamientos para la comunidad de desarrolladores y beta-testers, y de hecho la última se hizo hace ya más de un mes, por lo que se espera que Apple haya solventado todos los errores detectados y el nuevo software esté a punto para ser distribuido al público en general.

1 – Teclas de desplazamiento

La ausencia de las teclas para desplazarse por los caracteres escritos a la izquierda del cursor en el teclado emergente que todas las aplicaciones despliegan en la pantalla para escribir es algo que me enerva. Es un inconveniente práctico muy engorroso, más aún si tenemos en cuenta que escribir en el teclado del iPad no es fácil, al ser virtual y de un ancho inferior al de los teclados de PC a los que estamos acostumbrados, por lo que cometer errores al escribir no es algo poco frecuente.

La alternativa a esta ausencia es utilizar un teclado externo conectado al iPad, pero incluso así podemos encontrarnos en situaciones en las que este teclado externo no esté a nuestra disposición. En cualquier caso, creo que es una carencia que debería ser resuelta por el propio dispositivo, sin tener que recurrir a dispositivos externos.

2 – Sincronización con distintos iTunes o vía bluetooh

Este problema me ocurrió cuando conecté mi iPad al iTunes de un ordenador distinto al que había venido utilizando hasta entonces para sincronizar el dispositivo. Fue tremendo descubrir que, una vez hecha la sincronización con el iTunes de este otro PC, en el que no había ni las canciones ni los libros digitales que tenía el mío, ¡se perdieron los que tenía cargados en el iPad!

¿Fue cosa mía, o bien hay una lógica que no comprendo detrás de obligarme a utilizar siempre el mimos Tunes para transferir datos al iPad? Sí, ya sé que el programa te lanza un mensaje de advertencia al conectarlo a un iTunes distinto, pero yo encontraría extremadamente útil poder usar cualquier iTunes en modo simplemente de transferencia de archivos. O bien que fuera más sencillo configurar el modo de sincronización.

De hecho, esto no sería tan grave si el interfaz de transferencia de datos mediante Bluetooth estuviera disponible por defecto, disponibilidad que sólo existe previo pago. La verdad, estando disponible este protocolo para conectar un teclado, por ejemplo, me parece muy molesto que no se disponga de esta posibilidad para la transferencia de datos.

Por otro lado, como en otros casos, existen aplicaciones de terceros que permiten hacer esto. Basta con visitar la página de Cydia para ver algunas. Pero creo que es lícito esperar que sea Apple quien dé un respuesta oficial al respecto.

3 – Wifi

Este apartado es también clave porque, en mi opinión, un dispositivo como el iPad tiene sentido porque existe un entorno de conectividad inalámbrica. En mi caso, y para empezar, tuve que cambiar el router de mi casa porque el que tenía era un Dlink  (con el cual habían estado funcionando mis tres PCs, servidor Linux incluido, sin ningún inconveniente).

Con el Dlink, y después de modificar la configuración del punto de acceso hasta encontrar la buena, el iPad pudo por fin conectarse pero, tras un rato hibernando, perdía de nuevo la conexión con el punto de acceso. Tras probrar diferentes configuraciones y no encontrar una solución, decidí cambiar el Dlink por un router Linksys.

Siendo un router técnicamente superior, conectar el Linksys a la red y funcionar perfectamente el iPad fue todo uno. Pero la alegría fue muy breve, ya que todo esto lo hice a principios de diciembre de 2010 y el mismo mes Apple aplicó una actualización que me llevó de nuevo al punto de inicio: desconexión a la red wifi tras hibernar.

Después de leer muchos posts relacionados con el tema, y de descartar todos los ritos y pociones que me fui encontrando por el camino, al fin pude resolver mi problema fijando el canal en el cual actúa mi punto de acceso (por defecto estaba en automático/dinámico).

La moraleja detrás de toda esta larga historia es la siguiente: ¿no debería Apple trabajarse un poco más el apartado de conectividad de su iPad? Porque, aunque no lo he dicho hasta ahora, en ningún momento el iPad me informó de lo que podía estar pasando, lo cual hubiera sido de mucha ayuda teniendo en cuenta que era el único dispositivo que fallaba. Y, francamente, no creo que la solución deba pasar necesariamente por comprarse uno de los routers de Apple.

4 – El filtro de la AppStore

Por muy lícito que me parezca la decisión de Apple de filtrar qué aplicaciones permite que se pongan a la venta a través de su AppStore y cuáles no, creo que este filtro debería aplicarse de forma mucho más transparente. No he encontrado ningún documento oficial en la página de Apple donde deje claros cuáles son los criterios que una aplicación cualquiera debe cumplir para poder ser aceptada por el comité de evaluación de Apple, porque sospecho (y creo que con motivo) que existen criterios de negocio que Apple no confiesa abiertamente pero que aplica.

Por ejemplo, ¿cómo se explica que aplicaciones como Google Navigation o Issuu no sean aprobadas, cuando yo mismo he descargado aplicaciones desde la AppStore que fallan con extrema facilidad? Ejemplos que me han ocurrido a mí son Tradenations, Scramble y la del periódico Ara, pero hay más (acostumbro a probar y eliminar aplicaciones con cierta frecuencia).

En cualquier caso, repito, no se trata tanto de que haya aplicaciones que fallen como que los motivos por los que éstas aplicaciones fueron aprobadas mientras que otras de fabricantes contrastados, como son Google o Issuu, no lo fueron, si no de que creo que los usuarios del iPad merecen saber cuáles son los motivos que explican estas decisiones.

5 – Cámara

Aunque esta característica no parezca importante a primera vista, hay que tener en cuenta que estamos en pleno desarrollo de las tecnologías de realidad aumentada. Esto, sin mencionar los esfuerzos que se están haciendo para extender los sistemas de pago móvil. ¿Cómo vamos a leer códigos de barras de dos dimensiones, por poner un ejemplo, si no hay forma de leerlos? ¿O realizar videoconferencias?

Hay que tener en cuenta, además, que el sistema operativo que utiliza el iPad es el mismo que el del iPhone, dispositivo que puede ofrecer estas funciones gracias a que sí dispone de cámara integrada. En otras palabras, incorporarla al iPad es sólo cuestión de hardware, y, como digo, creo que valdría mucho la pena hacerlo.

Y hasta aquí lo que a mí me gustaría que nuevas actualizaciones del iPad, o el mismo iPad2, incorporen. ¡Habrá que estar atentos a la conferencia de mañana en San Francisco y ver si tengo suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>