Guía práctica para empresas y profesionales que empiezan en Twitter

Con esta primera edición de nuestra Guía práctica para empresas y profesionales que empiezan en Twitter, introducimos las claves para que cualquier empresa o profesional independiente pueda poner en marcha su actividad en Twitter y ésta le resulte útil desde el primer tuit.

Qué es Twitter y por qué participar en él

Twitter es la red global de microblogging más grande del mundo. Con más de 250 millones de tuits al día enviados desde las más de 100 millones de cuentas registradas activas (existen más de 400 millones de cuentas en Twitter, pero no todas ellas envían al menos un tuit al mes y, por ello, no se consideran cuentas activas), Twitter es el medio de comunicación más rápido, abierto y global que existe hoy en día.

Así lo demuestran ejemplos recientes como la primavera árabe o el último terremoto y posterior tsunami en Japón:

Twitter conviene a empresas y profesionales porque es un medio de promoción gratuito y eficaz a todos los niveles: desde la publicidad más directa (ofertas especiales, descuentos de última hora, lanzamiento de nuevos productos o servicios, etc) hasta la construcción de marca y las relaciones públicas, Twitter es el camino más ancho y rápido para hacer llegar nuestra voz al mercado.

NOTA: Para los que desconozcan cómo funciona el sistema, Twitter ha publicado un manual, disponible en español, con el título de Primeros Pasos (clic para acceder a él).

Antes de empezar: diferencias entre Facebook, Google+ y Twitter

Así como en Facebook estamos para compartir con nuestros amigos lo que nos pasa, y en Google + para compartir y seguir los temas que nos interesan, estar en Twitter sirve para hacer llegar nuestra voz y mantener conversaciones públicas con gente conocida o desconocida.

Principales redes sociales

Las 3 principales redes sociales

Cada red social, y Facebook, Twitter y Google+ son sólo los tres ejemplos más populares de las muchas que existen hoy día, tiene su propia personalidad y nuestra presencia y actividad en cada una de ellas (si es que elegimos estar en todas) también tendrá que ser distinta.

En el caso de Facebook, como las cuentas de sus usuarios son privadas (y así es como ell@s las quieren y querrán siempre) es imposible participar en las conversaciones de los demás si no nos invitan. Las marcas abren páginas en Facebook porque sus consumidores están ahí, y dedican recursos enormes a lograr que les sigan, pero el camino hasta convertir seguidores en ventas es tortuoso y difícil de prever.

76% nunca dijo No me gusta a sus marcas

76% nunca dijo No me gusta a sus marcas

Muchos estudios muestran que los seguidores de marcas en Facebook les son fieles, pero por lo general se trata de personas que ya eran clientes antes de encontrarse con ellas en la red social. Así, aunque en apariencia mantienen activamente su fidelidad a las marcas que les gustan, en el fondo esperan ver premiado su Me gusta con descuentos y promociones exclusivas.

Google + es perfecto para seguir temas y encontrarnos con personas que comparten intereses con nosotros. De hecho, algo tan simple como buscar un tema y encontrar personas, comentarios, imágenes y videos sobre ese tema es algo imposible de hacer en Facebook. Veamos dos ejemplos: Barcelona https://plus.google.com/s/barcelona y Deadmau5 https://plus.google.com/s/deadmau5.

A diferencia de Facebook y Google+, Twitter sirve para informar. En Twitter todo lo que decimos es público (salvo que decidamos que no sea así), y cualquiera puede leer nuestros mensajes sin necesitar de nuestra aprobación. En contrapartida, lograr que nuestros mensajes tengan repercusión nos obliga a ser interesantes, relevantes y honestos.

Claves a tener en cuenta en Twitter

Sean cuales sean nuestros objetivos al registrar una cuenta profesional en Twitter, desde el darnos a conocer a establecer nuevas relaciones comerciales o incrementar las visitas a nuestra página web, hay que tener en cuenta cuatro factores clave que determinarán nuestro éxito:

  1. Nuestro perfil.
  2. El tema o temas que vamos a tratar.
  3. El idioma en el que vamos a escribir nuestros tuits.
  4. Nuestra localización habitual.

Nuestro perfil

Los datos que incorporamos a nuestro perfil, así como la imagen que subimos y el diseño del fondo de página son cruciales porque definen quienes somos y, también, porque influyen en qué cuentas entrarán a formar parte de nuestra audiencia potencial.

Al dar de alta nuestra cuenta en Twitter tenemos que decidir:

  • Nuestro nombre de cuenta, sin acentos ni guiones (el guión bajo sí se admite). Evidentemente es importante escoger un nombre coherente con quien somos, o quien queremos ser, en Twitter. Además, nuestra propia página en Twitter se identificará con este nombre, por lo que ¡es vital acertar!

Página en Twitter

  • Una descripción de nuestra cuenta. Este breve texto es importantísimo, porque es lo primero que los demás van a saber de nosotros y porque Twitter lo va a usar para sugerir nuestra cuenta a otras cuentas parecidas. Esto último es básico, ya que, en general, los demás nos seguirán por el interés de nuestros tuits, así que nuestra descripción no será tan importante para conseguir seguidores, pero sí lo será para que Twitter nos presente a las cuentas que más nos interesan, como veremos en seguida.

Twitter profile

  • Una dirección web, si disponemos de página web o blog propios.
  • Una imagen de nuestro perfil. Cuanto antes cambiemos el huevo que aparece por defecto por una foto o una imagen que nos describa, mejor.

Twitters egg

  • Una localización. Como veremos también más adelante, este es un factor clave para conseguir seguidores, ¡aunque no lo parezca!

La importancia del tema

Es prácticamente imposible empezar de cero en Twitter porque siempre llevamos con nosotros la audiencia que tenemos ya por nuestra actividad off line: clientes, compañeros de trabajo, proveedores, incluso familiares y amigos, siempre hay alguien que, al menos una vez, se interesará por ver lo que decimos en nuestros primeros tuits.

Sin embargo, en poco tiempo este público inicial se diluirá. Si queremos realmente conseguir nuestra propia audiencia en Twitter, es imprescindible tener claro y dejar claro de qué vamos a hablar, porque será el interés que consigamos dar a nuestros mensajes lo que conseguirá atraernos seguidores.

Esta es una norma bastante general, salvo si somos una estrella del cine, la música, el deporte o la televisión. Estas personas disfrutan de miles y miles de seguidores en Twitter, a pesar de que no dicen apenas nada de interés en sus tuits. Ahí está Lady Gaga y sus más de 15 millones de seguidores para demostrarlo:

Lady Gaga en Twitter

 

El tema es importante también porque la primera de las tareas a realizar cuando empezamos en Twitter es seguir a otras cuentas y deberemos seleccionarlas de acuerdo a nuestro tema. De lo contrario, ¿para qué van a seguirnos?

El mecanismo inicial por el cual ganamos nuestros primeros seguidores es siempre el mismo:

  1. Buscamos cuentas coherentes con nuestro tema, y les seguimos.
  2. Ven que les seguimos, y nos echan un vistazo.
  3. Si les gusta nuestro perfil y/o les parecen interesantes nuestros primeros tuits, nos seguirán también.
  4. Una vez pasado un tiempo, más o menos corto, durante el cual nuestros tuits aparecen en su línea de tiempo principal (dejamos las listas para otra ocasión), si realmente somos de su interés nos mantendrán y, si no, dejarán de seguirnos.

El proceso de buscar cuentas que tratan sobre los mismos temas que nosotros es vital al empezar, pero no debe abandonarse nunca. No sólo porque sacaremos más partido al poder informativo de Twitter, sino también porque podremos repetir el ciclo anterior e ir incrementando poco a poco nuestra base de seguidores.

Follow me in TwitterTwitter ofrece varias funciones para descubrir cuentas con intereses afines a los nuestros, basándose en los datos de nuestro perfil (descripción, localización, idioma) y en los de nuestros contactos (seguidores y seguidos). En la columna derecha nos irá proponiendo también otras cuentas si las siguen aquellos a quienes decidimos seguir, por ejemplo.

Y, como hemos visto más arriba, Twitter propondrá nuestra cuenta a otros cuando sus perfiles y el nuestro sean parecidos. Por eso nuestro perfil es un punto clave al definirnos y presentar a otros quienes somos y por qué vale la pena seguir nuestros tuits.

La importancia del idioma

Aunque parezca de sentido común,vale la pena recordar que escribiremos nuestros tuits en el idioma que lee nuestro público, específicamente aquella parte de nuestro público con el que esperamos mantener un contacto comercial o profesional de cualquier tipo. Si vivimos en México pero nuestros clientes son americanos, por ejemplo, entonces escribiremos en inglés y ya está.

Sin embargo, ocurre en muchas profesiones que es imprescindible el contacto internacional, como ocurre con el arte y el diseño, el desarrollo web, la arquitectura, la consultoría, las finanzas, etc. Si queremos que algunos de ellos nos sigan, deberemos escribir en inglés para que nos entiendan, lo que con el tiempo nos llevará a traducir nuestros tuits, repitiéndolos en dos o más idiomas, o de lo contrario a sacrificar una parte de nuestra audiencia.

Por suerte muchos de los usuarios que utilizan Twitter no se asustan ante el inglés. Pero si vemos que para nuestros clientes  es un inconveniente ver que nuestros tuits se repiten en inglés, hasta el punto de que pensamos que esto puede limitar significativamente nuestra audiencia, entonces lo mejor es crearnos una segunda cuenta para mantener el contacto con nuestros colegas en otros países, y dedicar nuestra cuenta local exclusivamente a nuestra audiencia local.

En cualquier caso, para cuentas de empresa la regla de oro es la apuntada más arriba: escribiremos en el idioma de la audiencia que nos interesa desde el punto de vista comercial.

Nuestra localización habitual

Nuestro lugar de residencia habitual es tan importante, o más, que nuestro idioma. Si nuestro entorno comercial habitual es cercano, tenderá a serlo también el círculo de cuentas que nos interesan a nivel comercial: personas o empresas que nos siguen porque les gustan nuestros tuits y que, tarde o temprano, interactuarán con nosotros.

La localización es una de las tendencias emergentes en los últimos años que ha venido para quedarse en las redes sociales. Servicios como Foursquare, Google Places, y también Facebook y Twitter, utilizan el lugar en el que nos encontramos al acceder porque así pueden ofrecernos anuncios dirigidos específicamente a gente que se encuentre cerca de un punto de interés concreto (restaurantes, centros comerciales, cines, etc), y también para sugerirnos cuentas cercanas a la nuestra a las que podamos seguir.

Precisamente esta será la base de nuestros clientes potenciales. Por lo tanto, es bueno informar a Twitter de cuál es nuestra localización y, si viajamos a otro lugar y allí enviamos tuits, acompañarlos de nuestra ubicación.

 

Y con esto llegamos al final, por ahora, de nuestra primera edición de la Guía práctica para empresas y profesionales que empiezan en Twitter. Ojalá que os haya sido de utilidad, y no dudéis en consultarnos para ampliar cualquier apartado que hayamos dejado algo oscuro, o bien para solicitarnos alguno de nuestros servicios en marketing en Twitter. ¡Hasta pronto!

Una respuesta a Guía práctica para empresas y profesionales que empiezan en Twitter

  1. Soledad dice:

    Hola!!Me ha gtdsauo mucho tu articulo. Lo encontre mientras buscaba cursos de comunity manager. Me resulta muy interesante todo lo q pones, si sabes de algun curso q este bien te agradeceria q me dijeras, pq me gustaria un poco de formacion .Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>