Morgan Stanley publica un análisis sobre el futuro de las tabletas

El pasado 23 de febrero el banco de inversión norteamericano Morgan Stanley presentó al público un largo y detallado estudio sobre el futuro que aguarda a las tabletas, como se conoce a la categoría de los dispositivos móviles cuya estrella es el iPad de Apple.

Enmarcado en un contexto general de irrupción de la Internet móvil, representada mayoritariamente por los smartphones y también por otros dispositivos de menor calado como los e-readers o los netbooks, los analistas de Morgan Stanley realizaron su estudio con el objetivo declarado de investigar cuáles serán los factores que determinarán la evolución en los próximos tres años de este nuevo segmento de mercado y, claro está, conocer mejor dónde deberían poner su dinero los inversores que son, al fin y al cabo, los clientes finales del banco.

Sin embargo, esta patente intencionalidad de su análisis no nos debe condicionar al leerlo, puesto que precisamente por tener un interés real en no beneficiar a nadie más que a los inversores que son sus clientes, los análisis de Morgan Stanley son siempre profundos, elegantes y muy razonados.

En este caso el informe de Morgan Stanley se basa en encuestas realizadas a más de 8.000 personas de varios países (Reino Unido, Francia, Alemania, China, Japon y Estados Unidos) en octubre del 2010 y, como apuntaba más arriba, se centra en elaborar tres escenarios diferentes sobre el futuro de las tabletas, uno conservador, otro de referencia y un tercero explosivo, y en extraer de ellos cuáles podrán ser las empresas beneficiadas y perjudicadas.

1 – Conclusiones generales

Algunas de las conclusiones del análisis de los datos obtenidos sorprendieron incluso a los analistas del banco. Por ejemplo, el descubrir que más del 60% de las empresas de los Estados Unidos utilizan o tienen previsto utilizar tabletas en el 2011. Y, lo que es más, no sólo permitiendo el acceso de las tabletas de sus empleados a sus redes internas y sus procesos como herramientas de trabajo, sino también comprándoselas a su cargo. De hecho, ya el 29% de las empresas ha adaptado su infraestructura y ha incorporado las tabletas como uno más de sus dispositivos de trabajo.

Este enorme interés empresarial por las tabletas era inesperado porque hasta ahora las se veía como un producto orientado a los consumidores particulares y diseñado sobre todo para el consumo de contenidos: navegar por Internet, ver vídeos y fotos, escuchar música, etc. Que las empresas lo adopten masivamente, como indican los resultados del estudio, tendrá consecuencias para los proveedores de seguridad empresarial y, en especial, para los proveedores de aplicaciones de software empresarial, las cuales tendrán que adaptarse para poder ser utilizadas con los dedos y mayormente sin teclado.

En conjunto, Morgan Stanley establece para este 2011 un número total de unidades vendidas en una horquilla que oscila entre los 47 millones, en el escenario más conservador, y los 65 millones en el escenario más alcista. Estas cifras se elevarían hasta los 90 millones, en el caso conservador, o 139 millones en el caso de irrupción más acelerada, en el año 2014.

2 – El papel de Microsoft

Una de las empresas que sale mejor parada del análisis que hacen los expertos del banco norteamericano es Microsoft, precisamente por la importancia que preciden para el mercado empresarial de tabletas. Y es que el dar respuesta a las necesidades de las empresas será un punto a su favor por ser el principal proveedor de software corporativo.

La ausencia de un competidor real de Microsoft Office en el ámbito profesional hace creer a los analistas de Morgan Stanley que es cuestión de tiempo que el gigante de Redmond adapte su suite ofimática a las tabletas y se haga con un espacio propio en este mercado.

De hecho, se anuncia también la nueva versión de Windows (¿Windows 8?) como la primera que se habrá adaptado al trabajo con dispositivos táctiles, así como la primera que podrá funcionar bajo los procesadores de menor rendimiento que llevan en su interior las tabletas, como veremos más adelante.

Concluyen los autores del estudio que la patente irrelevancia de Microsoft en el presente de las tabletas no es más que una situación pasajera, fruto de lo rápido que ha surgido este nuevo segmento de dispositivos móviles y lo lento que es en comparación el desarrollo de un sistema operativo tan complejo como Windows. Pero un futuro moderadamente esplendoroso sigue aguardando al gigante de Redmond.

3 – Los perdedores

Dado el interés declarado del estudio en detectar oportunidades de inversión para sus clientes, uno de los objetivos del análisis es tratar de identificar aquellas empresas que tienen claras perspectivas de sacar provecho de la irrupción y extensión del uso de las tabletas y cuáles, por el contrario, se pueden ver seriamente perjudicadas por ello.

Así, por ejemplo, y ésta es una de las conclusiones del estudio más inesperada, consideran grave la amenaza que se cierne sobre las empresas de impresión. Basándose en que la mayoría de los encuestados afirman que necesitan imprimir menos documentos desde que pueden leerlos cómodamente estén donde estén, lo cual es algo que, como usuario de iPad, comparto, los analistas del banco creen que las empresas proveedoras sufrirán una caída de sus ventas fruto de una reducción media del 2% en el número de páginas impresas.

No alcanzan los autores del estudio a convertir esta cifra en otra sobre la reducción prevista en las ventas de dispositivos y consumibles de impresión, pero aun así creen que esta reducción sera suficientemente notable como para alertar a Lexmark y Ricoh sobre ella. En este caso habrá que esperar y ver lo que pasa.

En el banquillo de los perdedores se sentarán también los fabricantes de PCs. A pesar de que la mayoría de encuestados consideran las tabletas como un complemento, y no un sustituto, de ordenadores y teléfonos móviles, y de que sigue siendo imprescindible, como reconocen, contar con un PC para actualizar contenidos y el propio sistema operativo de las tabletas, además de lo incómodo que resultan las tareas de creación y edición de documentos en las tabletas actuales, lo que sí está claro es que, en el mejor de los casos, la compra de nuevos PCs se verá ralentizada por el menor uso de los mismos que hacen los que disponen de una tableta.

Partiendo de un porcentaje de uso de los dispositivos de un 80% para el consumo de contenidos y un 20% para su creación, los autores del estudio estiman en más de un 20% la reducción del tiempo que utilizan los PCs los usuarios de tabletas.

En este escenario, los analistas concluyen que las fabricantes de PC menos diversificados, como son DELL y AMD, serán los principales damnificados, en un contexto general de reducción de ventas globales de PCs de un 3% anual, o unos 15 millones de unidades menos este 2011. Los netbooks y notebooks sufrirán aun mayor castigo, con descensos alrededor del 7% anual.

4 – El caso de los semiconductores

A día de hoy, los semiconductores que permiten funcionar a las tabletas son suministrados mayoritariamente por ARM, gracias a que sus modelos ofrecen un consumo mucho menor que los tradicionales x86 que pueblan la gran mayoría de PCs. De hecho, es significativo que Windows no pueda funcionar bien bajo procesadores distintos a los de la familia x86 por sus elevadas exigencias en rendimiento.

Todo ello llevaría a pensar que, alejados de los smarthpones y tambien de las tabletas, el mercado de los procesadores x86 debería reducirse al extenderse el uso de la Internet móvil, y quedar relegado a tareas de alto rendimiento. Pero con la reducción drástica de requerimientos que se anuncia para Windows 8, llegan a la conclusión de que Intel y, en menor medida, AMD, contarán con una segunda oportunidad a partir del 2012.

5 – Y los ganadores

Además de empresas de fondo, como ARM o SanDisk, el estudio ofrece también una lista de los grandes vencedores en la carrera por dominar el mercado de tabletas. El primero, naturalmente, es Apple. Esto, dicho así, no sorprenderá a nadie, pero lo interesante viene cuando los autores del estudio presentan un modelo complejo, con un total de siete variables distintas, para evaluar a todos los contendientes.

Apple vence por ser el primero en llegar, por disponer de un sistema operativo propio, por el control sobre las aplicaciones que le concede su App Store, y por disponer también del complemento necesario de un smartphone de éxito, el iPhone.

De hecho, solamente Samsung parece poder seguir la estela de Apple, pero con los factores en contra de no contar con un sistema operativo propio, al funcionar bajo Google Android, y el no ser el primero, sino el segundo, en llegar.

Por contra, dos fabricantes líderes en PCs, como son Asus y Acer, parten con muy clara desventaja porque, al no poder ofrecer nada distinto a los demás, tendrán que orientarse hacia la gama más baja del mercado y competir únicamente por precio.

A pesar de todo lo dicho, en el apartado de los sistemas operativos para tabletas no habrá claro vencedor y mientras el iOS de Apple mantendrá un claro liderazgo, el hecho de estar restringido a su propio iPad dará pie a la fragmentación del resto del mercado entre diversos contendientes. El primero entre pares será obviamente Google Android, mientras que otros actores,  como el Blackberry Tablet OS o el HP WebOS, no pasarán de jugar un papel testimonial.

Todo esto a la espera de Windows 8, ya en el 2012, el único capaz de luchar en papel de igualdad contra iOS y Android, gracias a contar con el apoyo de su liderazgo en el mercado de las aplicaciones empresariales con Microsoft Office.

El estudio de Morgan Stanley, un voluminoso documento de 96 páginas plagado de tablas y gráficos, incluye muchas más cosas interesantes. Por ejemplo, ofrece una comparativa de hasta 12 modelos diferentes de tabletas, discute con detalle las consecuencias para proveedores de discos duros (interesantísimo, dada la diferencia física fundamental entre los discos duros tradicionales de PCs y los discos duros sólidos, sin partes móviles, que utilizan smartphones y tabletas), para los proveedores de consolas y juegos, para los editores de revistas y periódicos, para las productoras de cine, etc.

En conclusión, un informe de lectura obligada para todos los que quiera conocer en profundidad los cambios que trae consigo el invento de las tabletas. El video de Morgan Stanley con la presentación de sus conclusiones, en inglés, está también disponible en su sitio web:

3 Respuestas a Morgan Stanley publica un análisis sobre el futuro de las tabletas

  1. Retroenlace: Análisis de Morgan Stanley sobre el futuro de las tabletas

  2. puente genil dice:

    no me creo nada de lo leido… estos se equivocaron en el augurio de la crisis, que no pasaba nada decían… impresentables.

  3. Retroenlace: Combinar PHP y Flash en dispositivos móviles | #b21011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>